La salida de la crisis en los paises periféricos

La salida de la crisis en los paises periféricos

La solución a la crisis en un país cuando un país está en recesión, su Banco Central imprime dinero y/o abarata el precio del dinero, disminuyendo así los intereses bancarios, facilitando que tanto los ciudadanos como los empresarios puedan conseguir préstamos con los cuales consumir bienes y servicios e invertir, y así producir empleo y estimular la economía. Negarle al estado que tenga control sobre el crédito es imposibilitarle el poder estimular la economía. Una función de un Banco Central es, precisamente, la de garantizar el crédito, lo cual funcionó bien en la mayoría de países europeos hasta que llegó la moda neoliberal con el Presidente Reagan de EEUU y la Sra. Thatcher de Gran Bretaña, que hicieron creer a muchos gobiernos europeos que desregular el crédito era bueno para un país. El último caso que vimos fue Islandia, que  conllevó un enorme problema, como también lo creó en los otros países que desregularon el crédito (que fueron la mayoría).

La crisis en Grecia, Portugal, España, Italia e Irlanda se irá extendiendo

El gran problema de estos paises es que no pueden devaluar su moneda, ya que esta depende en gran medida del BCE, y este se ocupa de los intereses de los paises de os paises ricos por encima de la de los paises endeudados.

Esto ligado a las diferencias salariales productivas y sociales, recordemos que en los paises que hay mayor crisis tambien hay salarios mucho más bajos y un menor poder adquisitivo, hace que día a día se agrave la crisis a acabe fragmentando la unión monetaria.

Una segunda moneda la solución

Una opción podría ser crear una segunda moneda, así como el Reino Unido usa las dos monedas, Libra y Euro y su economía va ligada a la Libra, se podría crear una segunda moneda para los paises periféricos con la misma regla de uso que la Libra, y desde la que poder emitir mayor cantidad o abaratar su valor para poder exportar y recuperar la economía.

Se podría aplicar este método a los paises que no cumplan una serie de requisitos, o incluso a todos con moneda independiente, pero con la posibilidad de poder exportar a la baja sus productos y favoreciendo el cambio de esa moneda con respecto al Euro.