Esta semana se decide parte del futuro económico español

Pulso de la economía española con cargas sociales

En una semana que puede catalogarse como clave en muchos factores, la economía española se la juega a todas las escalas. Tanto a nivel financiero como social, España tiene decenas de frentes abiertos, grandes frentes que se van a ir definiendo a lo largo de los próximos días y que en caso de desarrollarse favorablemente pueden ser determinantes como un primer paso real para salir de la crisis, pero que si salen desfavorablemente pueden terminar por poner el país en una crisis al nivel de la de Grecia o peor a medio plazo.

El objetivo de déficit primera piedra del camino

Una de las principales preocupaciones del ejecutivo español es en la actualidad convencer a la UE de la posibilidad de relajar los objetivos de déficit hasta el 5.83%. De ser así España podría obtener un respiro en cuanto a objetivos globales económicos y relajar la actual política de recotrtes del gobierno, en caso contrario esta podría endurecerse.

Objetivo social evitar la huelga general

Otro de los grandes puntos de actualidad que van a definir el futuro es la reacción del pueblo a los ajustes del gobierno. Esta semana finaliza el plazo de negociación por parte de los sindicatos que deben presentar la convocatoria definitiva en caso de que esta se produzca. Uno de los factores para la prima de riesgo y para las empresas en bolsa es cómo se toman los mercados las protestas populares ante recortes del gobierno.

Dependiendo de las cifras oficiales y de medios independientes la respuesta de los mercados podría ser demoledora en caso de producirse disturbios similares a los de Grecia y de excelentes datos en caso de desconvocarse dicha parada.

La presión sobre el IBEX 35

La anterior semana el IBEX 35 y sobre todo la banca han sido castigados duramente por los inversores y esta semana no ha empezado con el efecto rebote esperado. A esto hay que sumar la recuperación de otras bolsas europeas que ya cerraron en verde el viernes pasado. Una segunda semana con pérdidas podría alejar al IBEX de los 8.100 y acercarlo peligrosamente a los 8.000 con muy malas espectativas.

La prima de riesgo disparada

La prima de riesgo española sigue disparada y continúa en los inasumibles 325 puntos básicos. Cabe recordar que cuando esta alcanzó los 300 puntos apareción en los telediarios como una noticia para llevarse las manos a la cabeza, y que a partir de los 404 puntos se relajó la deuda, pero que no por eso deja de ser preocupante.

Si esta semana continuan los malos datos la prima de riesgo volvería a dispararse a los 380 puntos y podría rozar la zona de no retorno.

El efecto de la huelga de pilotos en fechas turísticas otro clavo en el ataud

Los datos de turismo y las previsiones para el puente de San José van a marcar la tendencia de Semana Santa. Estas se van a ver afectada por una nueva huelga de pilotos de Iberia en protestas por la adquisición de la compañía de una linea de bajo coste. la imagen de España con el extranjero en esta fecha se puede volver a ver marcada por más caos en los aeropuertos a causa de estas protestas y crear unas espectativas negativas en la previsión del turismo terminando por poner la puntilla.

El pago a autónomos un salvavidas

El gran salvavidas de esta semana pueden ser los 32.000 millones de Euros destinados al pago a autónomos, que de hacerse efectivo podría crear decenas de miles de puestos de trabajo, que unidos a la subida natural de Semana Santa relajaría la prima de riesgo considerablemente y mucho más las cotizaciones de la bolsa española.

La suma de todos estos factores determinará el futuro a medio plazo de la oconomía del país de una forma u otra. Las previsiones de este medio no son muy alagüeñas, ya que ni sindicatos, ni puilotos, ni los inversores tienen visos de ceder en los próximos días, aunque queda alún respiro en caso de que la UE acepte los nuevos datos de déficit.