Cómo te favorece el final de año al comprar o vender piso

A finales de año mejoran las perspectivas de compra-venta de pisos

Diciembre siempre es una época del año en la cual se disparan los negocios del mercado inmobiliario. Una serie de factores favorecen notablemente la aparición de ocasiones tanto para los compradores como para los propietarios de viviendas. Y a pesar del gran varapalo que supuso la pérdida de las ventajas fiscales en el tránsito del 2012 al 2013, siempre existen motivos por los cuales finales de este año nos puede ser propicio para comprar o vender.

La situación económica nuestro mayor aliado

En la actual situación económica, cientos de personas usan los servicios de venta de pisos para encontrar las mejores ofertas. Desde los buscadores online, que permiten a sus usuarios ofertar su vivienda, he encontrado todo tipo de vendedores, y a través de una negociación, en el 90% de los casos he conseguido una rebaja sustancial del precio.

ventajas al comprar o vender piso a fin de añoEsto ocurre en su mayoría en pisos y casas que se compraron sobrevaloradas, y en las que ahora, sus dueños no pueden hacer frente a sus hipotecas, por lo que deben vender con el fin de adquirir una vivenda más económica que puedan costear sin dificutad.

El interés de la hipoteca otro dato favorable

Con el Euribor a unos niveles más que bajos, y con la regulación de las cláusulas suelo, nos encontramos con la posibilidad de obtener una financiación en excelentes condiciones a la hora de comprar nuestro piso. En un sondeo de mercado en Octubre y Noviembre, hemos constatado que los créditos hipotecarios a viviendas han reducido el valor porcentual en un 14% de media con respecto al año pasado.

Estos datos nos hacen plantearnos la experiencia de comprar a final de año como algo favorable.

La incertidumbre con los precios una ventaja a la hora de vender vivienda

De la misma forma que para los compradores, la incertidumbre que rodea el mercado inmobiliario puede ser un handicap a la hora de colocar una vivienda en el mercado. La duda sobre si van a bajar los precios o por el contrario van a subir, permite a los vendedores ofertar sus viviendas no sólo en las inmobiliarias, sino también en portales inmobiliarios y recibir un mayor número de ofertas por las propiedades.