Cómo intentar mejorar la economía familiar

noviembre 28th, 2013
dextermsk

Economía familiar. ¿Ahorrar o aumentar ingresos?

Con la actual crisis que asola España, es bien conocido que muchas familias no llegan a fin de mes. De hecho, no llegan ni a fin de quincena en gran parte de los casos. Si bien en gran parte de los casos los hogares españoles disponen de al menos un salario o una fuente de ingresos como puede ser el subsido por desempleo o las ayudas familiares, pueden llegar a extremos de auténtica pobreza. Y aquellas familias cuyas economías están haciendo auténticos equilibrios pueden derivar también a un estado precario si no se van tomando medidas antes de llegar a pasar por una situación dramática.

La quiebra de España en datos realesPero mejorar nuestra economía doméstica actualmente no es tan sencillo como salir a buscar un trabajo y volver son un salario bajo el brazo. Existen miles de personas que están actualmente en situaciones desesperadas y que a pesar de tener una formación, bien académica o bien laboral, y de aceptar prácticamente cualquier empleo, no consiguen encontrar trabajo ni mejorar sus ingresos.

Por otro lado también existen familias cuyos gastos posiblemente ya no se pueden recortar más, e incluso necesiten ayuda para sobrevivir. Así que a continuación os remito una serie de consejos tanto para ahorrar como para conseguir un extra que nos puede ser de muchas ayuda si no queremos acabar buscando comida en los contenedores.

Mejorar los ingresos familiares por medio de la administración

Si tu familia está en una situación económica precaria, tiene los mismos derechos que cualquier otra a las subvenciones locales, regionales y nacionales. Tienes que exprimis al máximo todo lo que las adminisraciones te pueden ofrecer. Entre las más destacadas están las siguientes:

  • Subsidio por desempleo: Si tienes derecho a paro lo mejor es que lo cobres, el mercado laboral ahora no te da ninguna garantía y no sabes cuando lo recortarán o incrementarás los requisitos para cobrarlo.
  • Ayudas a parados de larga duración: El famoso Plan Prepara para mayores de 45 años. Para acceder a él deberás estar insertado en algún programa de inserción de empleo. Normalmente los ayuntamientos suelen montar cursos cada pocos meses que pueden darte la llave para acceder a esta ayuda de 426 Euros al mes.
  • Subsidios para desempleados que ha acabado la prestación y tienen familiares a su cargo: Si eres mayor de 45 años podrás pedir esta ayuda en periodos de 6 meses hasta 24 meses. Las cuantías de esta ayuda están en 426 Euros y se accede a ellas cuando se agota la prestación contributiva.
  • Subsidio para desempleados que no han generado derecho a prestación por desempleo: Para acceder a esta ayuda, debemos tener cotizados, en un régimen de la Seguridad Social que contemple la contingencia de desempleo, al menos 3 meses si tiene responsabilidades familiares, o 6 meses si no las tiene, y no tener cubierto el período mínimo de cotización de 360 días para tener derecho a una prestación contributiva.
  • Ayudas de ayuntamientos y comunidades autónomas: Si ya no puedes acceder a más ayudas a nivel nacional, a nivel de ayuntamientos y comunidades autónomas existen ayudas a las que puedes acceder. En algunos casos son ayudas a cambio de prestaciones sociales y otras por familia numerosa, baja renta etc.. Estas suelen ser en forma de vales alimenticios, o ingresos que podrían variar de los 50e a la semana hasta llegar a los 236 Euros mes que se han aprobado en algunos municipios.
  • Ayudas a la maternidad: Además del cheque bebé, existen decenas de ayudas como guarderías, planes a media jornada y la posibilidad de usar la baja laboral por maternidad sin peligro de perder el empleo.

Además de estas ayudas, existen muchas otras que por pequeñas que sean se deben aprovechar siempre que se tenga derecho a ellas, ya que a largo plazo, si nuestra situación económica empeora, pueden ser la diferencia entre una mala situación, y una situación precaria. Entre las ayudas que más veces veces descartamos y que mejorarían la economía familiar están las siguientes:

  • Ayudas a la movilidad: Si estudias o tus hijos estudian y deben desplazarse, exprime al ,áximo estas ayudas, a lo largo del año, el ahorro en desplazamientos puede ser muy importante.
  • Ayudas de comedor y libros de texto: Son otras para ayudas padres con hijos en edad escolar. A lo largo del año puede ser un gran alivio para el bolsillo la primera y en Septiembre lla segunda, ya que los libros de texto están a precios prohibitivos.
  • Ayudas a la dependencia:Existen muchos casos en los que se pasa de una baja a una enfermedad crónica y el enfermo tiene derecho a una pequeña pensión por invalidez. Pero sus familiares en muchos de esos casos también tienen derecho a cobrar una ayuda a la dependencia ya que estas son compatibles.
  • Otras ayudas en ayuntamientos y CCAA: A lo largo del año aparecen a nivel local decenas de ayudas. Estas van desde rebajas en el IBI a ayudas con el uso de instalaciones y servicios municipales como Oficinas de consumidores gratuitas, escuelas deportivas para niños gestión de documentos etc… Aprovechar al máximo todas las que ofrece la administración nos puede ahorrar un dinero a final de año.

Ahorrar recortando en el gasto familiar, una alternativa para mejorar nuestro futuro

Para ahorrar en el gasto familiar debemos pensar en conjunto. Existen posibilidades inmediatas y otras que a medio y largo plazo nos pueden descontar unos centenares de Euros de los gastos fijos.

Eliminar los gastos superfluos en épocas de crisis el primer paso

¿De verdad necesita una familia cuatro móviles, un teléfono fijo, conexión a internet y tele de pago? Si el móvil no es estrictamente necesario por trabajo, reducirlo a una o dos unidades puede ser más que suficiente. Este gesto puede ahorrarnos varios cientos de Euros al año, que al igual que la televisión de pago, suelen ser gastos que las familias acaban dejando de hacer sólo cuando ya se ha fastidiado la economía.

Otros gastos prescindibles pueden ser las salidas en fines de semana. Buscar alternativas más baratas que salir a un restaurante, como puede ser ir al campo o la playa de pcnic pueden ahorrarnos de dos a cuatro gastos mensuales. En caso de salir, otra alternativa que puede ser barata es buscar locales de comida rápida, o de grandes centros comerciales.

Compartir gastos en comunidad, una alternativa

Si tu economía está mal, posiblemente la de tus vecinos también. Compartir gastos también es posible. En muchas comunidades, los padres se turnan para llevar a los niños al colegio o incluso comparten el coche para ir al trabajo, esto puede ahorrarnos hasta un depósito al mes en algunos casos. Además, muchos vecinos ya comparten sus conexiones a internet por medio de antena Wifi o incluso se turnan un par de veces a la semana a la hora de hacer la comida al horno.

Compartir Wifi por ejemplo puede ahorrar a la economía familiar cerca de 120€ al año y en gasolina del coche se pueden ahorrar hasta otros 300€.

Todas estas medidas, en muchos casos pueden no llegar a ser necesarias, pero la economía actual va a la deriva, y la clase media puede acabar empobreciendose si no empieza a defenderse a nivel económico

Leave a Reply