Cómo calcular si es rentable iniciarse como autónomo o montar una Pyme

noviembre 21st, 2013
dextermsk

Los pasos básicos a la hora de planificar una pequeña empresa o darse de alta de autónomo

A la hora de montar una empresa o darse de alta de autónomo existen decenas de factores que, agrupados en unas pocas temáticas pueden ser determinantes a la hora de medir el éxito o fracaso del negocio. Todos ellos suman aquello que se podría conocer como balance de caja anticipado o previsión de gastos versus previsión de ingresos a nivel anual.

Cacular los costes anuales del negocio al detalle

Para calcular cuánto nos va a costar mantener abierto al público nuestra empresa o negocio de autónomo es necesario sumar el anual de cada coste de forma regular, es decir, cuánto nos costará cada gasto de forma habitual en el global del año, y no la suma de cisrcunstancias excepcionales como podrían ser la rebaja del IVA para los primeros meses, o ayudas al emprendedor u otros extras.

También deberemos determinar nuestros costes regulares y aquellos que representan un único gasto y que son necesarios sólo al arrancar la empresa.

Los costes regulares más habituales para empresas y autónomos son los siguientes:

Tasas de autónomos: Si bien los seis primeros meses actualmente y con el fin de aumentar el tejido industrial, el gobierno ofrece una ayuda a los nuevos autónomos en forma de rebaja cobrando apenas 56,00 Euros de tasa de autónomos, a partir de esos meses la cuta se va a disparar y se situará en la cantidad habitual que puede rondar los 230,00 Euros de media, por lo tanto, aunque el primer año de actividad nos puede salir este gasto por alrededor de 1700,00 Euros, el coste anual habitual se situará cerca de los 2800,00 Euros.

Local comercial: Tanto si nuestro negocio se basa en atención directa al público como si debemos almacenar materiales y productos, en la mayoría de los casos es necesario en mayor o menor medida un local desde el que realizar nuestra actividad, el coste del alqiler y mantenimiento de dicho local es una de las piedras angulares a la hora de realizar un presupuesto anual para nuestra pequeña empresa. Para poder conocer el coste real aproximado de nuesro loal comercial no nos basaremos sólo en el coste del alquiler o la hipoteca, sino también en detalles como:

  • Costes de energía y agua.
  • Costes de limpieza y mantenimiento (Productos, servicios si se requiere).
  • Impuestos y costes de comunidad
  • Costes especiales

Comunicación: El coste telefónico a lo largo del año puede llegar a ser una suma considerable, sobre todo si hemos de mantener un contacto fluido con nuestros clientes y destribuidores.

Consumibles: Desde tinta para impresora hasta el bolígrafo con el que firmamos los recibos, todo aquello que hay que ir reponiendo suma a los gastos de empresa.

Licencias: Sobre todo en el ámbito inforrmático podemos tener que pagar licencias para software como antivirus, programas de contabilidad, de almacen o de diseño.

Salarios: Si se necesita un trabajador o varios a cargo, es un gasto grande que hay que tener en cuenta.

Servicios de gestoría: En muchos casos la contabilidad y el papeleo van a cargo de las gestorías, que suelen suponer unos costes más al balance anual.

Algunos de estos gastos, aunque no sean importantes, sumados todos ellos puen llegar a suponer miles de Euros que se van por encima de nuestras previsiones iniciales, por lo que es ideal recabar el máximo de información. Para ello, si es posible consultaremos con empresas o autónomos que regenten negocios similares, con lo que nos podremos hacer una idea.

Publicidad: Aunque existen medios con costes variables, dedicar na pequeña cantidad a la publicidad es una gran salida para un negocio, por lo que es indispensable mantenerla en los presupuestos.

Gastos iniciales o gastos únicos de nuestro negocio

Siempre hay que invertir cuando se inicia un nuevo negocio o proyecto de empresa, esos gastos iniciales son los que endurecen la puesta en marcha del negocio. Gracias a las ayudas, nos es más fácil arrancar un nuevo negocio de autónomo o de pequeña empresa, pero aún así, existen gastos que hay que tener enncuenta:

Herramientas de trabajo: Todo tipo de trabajo necesita unas herramientas de trabajo con las que realizar nuestros servicios. Desde un ordenador a una caja registradora o una balanza, pasando por un juego de llaves inglesas, todos esos gastos hay que sumarlos al coste inicial.

Tasas: Aunque son bastante bajas al darse de alta de autónomos, dependiendo del sector todavía pueden aparecer algunos gastos.

Mobiliario: Otro grato a tener en cuenta si el local no viene amueblado son los muebles del negocio.

Stock: Sobre todo en tiendas y servicios de venta al público es necesario tener un stock inicial.

Cartelería publicidad: Un gasto inicial en catálogos, tarjetas o cartelería puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso para una pequeña empresa o un autónomo, así que no hay que descartarlo nunca.

La previsión de los ingresos en el balance de la empresa

A la hora de hacer una previsión de ingresos en nuestra cuenta de autónmo o de la PYME hemos de ser realistas. Los ingresos vendrán de los servicios o ventas que realicemos. Calcular cuantos productos podemos llegar a vender, o cuantos servicios podemos realizar al año de cada uno de los elementos que tengamos a disposición del público no es una tarea difícil.

La mejor opción es indagar, ver otros autónomos o empresas de nuestro mismo ramo en otras ciudades o regiones. Hablar con ellos y ver la cantidad aproximada a la que ellos llegan, a partir de ahí, estudiaremos la competencia que ellos tienen y la compararemos con la que tenemos nosotros. si es similar, podemos empezar a hacer las previsiones.

Presupuesto anual para autonomos y PymesCalcular la previsión del valor anual de nuestros servicios o ventas

El valor total de beneficios de cada producto vendido es fácil, al valor de venta que le queramos poner a un producto, le restaremos el IVA y el valor del precio de compra. Después en cada producto multiplaremos el valor total del beneficio por la estimación de producto vendido.

Finalmente sumaremos el beneficio anual de cada producto y tendremos el beneficio total que generan los productos vendidos.

Para obtener el cálculo del beneficio anual de cada servicio, al valor que le pongamos al servicio, restaremos el IVA, además restaremos el coste en materiales si lo tiene (En algunos casos estos se cobran aparte en la factura) y una estimación de costes por desplazamiento (En muchos casos estos también vienen en la factura, o bien en Km o en horas facturadas). A continuación, multiplicaremos el beneficio de cada servicio por el número de servicos que hayamos previsto realizar a lo largo del año y se suma el resultado de todos los servicios.

La suma del beneficio anual que producen los productos vendidos y los servicios realizados, restado de los gastos anuales sumados a una quinta parte de los gastos anuales es el cálculo del beneficio o pérdida en el que puede entrar un autónomo o PYME a lo largo de los próximos años.

Por ejemplo, una pequeña empresa de informática tene los siguientes gastos anuales:

Impuestos: 3.000 €

Alquiler del local: 4.500€

Mantenimiento y limpieza del local: 2500€

Publicidad:600€

Telefonía/Internet: 600€

Total:  11.200€ aprox.

Este negocio, para ser sostenible para un autónomo, por ventas y/o servicios debería dejar un beneficio anual mínimo de 23.000 €aprox.  que le aportaría 1000€ al mes de media.

 

Leave a Reply